Categorías
Noticias

La importancia de lavarse las manos

24 noviembre 2016

 

www.ELMUNDO.es
Con agua y jabón se puede prevenir numerosas infecciones. El simple hecho de lavarse las manos evita el contagio de enfermedades, «como la Hepatitis A trasmitida a través de alimentos contaminados o de las heces», explica la doctora Cristina Villegas, Jefe de servicio de Dermatología del Hospital Universitario Sanitas La Moraleja. La prevención es muy sencilla: «En 15 segundos se puede llevar a cabo uno de los mejores y más sencillos programas de higiene», según la dermatóloga.

Como las manos lo tocan todo «pueden albergar unas 800.000 bacterias de los dos kilos que posee una persona media, de unos 70 kilos, entre la piel y el interior», aclara la dermatóloga. Aunque no todas son perjudiciales: «En un individuo sano, no dan problemas», añade.

Si la rutina no se repite cada vez que sea necesario y no se produce de manera correcta, las manos se convierten en fuente de gérmenes «hasta tres horas», según la especialista, «el tiempo que sobreviven las bacterias en las extremidades».

Igual que después de cada comida se debe realizar una buena higiene bucal, al terminar de ciertos actos ‘sucios’ hay que lavarse las manos: después de ir al baño -siempre, aunque sea el propio-, al acabar la jornada laboral, después de toquetear billetes (un estudio de la Universidad de Oxford acaba de revelar que el papel moneda que circula por la zona euros tiene de media 26.000 bacterias por billete). Tras estornudar o toser cuando se tape la boca, se entiende; tocar mascotas (por mucho que algunos consideren a sus animales de compañía los más limpios, estos se arrastran por el suelo y olisquean todo tipo de desperdicios), e incluso después de manipular alimentos crudos, como por ejemplo la carne, un huevo o una lechuga con pesticidas. Además, hay que ser meticulosos y escrupulosos antes de comer, de tocarse la boca o los ojos. Cuidado también con moderse las uñas con las manos sucias.

Sobre todo en niños, es muy importante inculcar el hábito, para que con los años lo realicen casi sin pensarlo. Como el hábito no sólo consiste en meter las manos un instante debajo del grifo, parecen innecesarios unos consejos, porque una mala higiene o incompleta no sirve de nada.

Cómo se deben lavar las manos

1.- Con agua tibia, por comodidad. Para desinfectar las manos, siempre será mejor utilizar la caliente.
2.- Si están sucias, con jabón, ya sea en pastilla o líquido. En sitios públicos, será mejor utilizar el líquido.
3.- Para desinfectarlas, preparado hidroalcóholico (hasta que el producto se evapore).
4.- Ritual que debe durar 15 segundos (para los niños, lo que se tarda en cantar ‘Cumpleaños feliz’).
5.- Se secan con toalla de algodón (si se trata de un aseo privado), con papel o con secador.
6.- Se debe repetir todas las veces al día que sean necesarias.
7.- Para que la higiene sea apta, es muy importante frotar la palma y entrelazar los dedos. Además, se tienen que lavar también las muñecas.
8.- Si se irritan, habrá que hidratarlas con crema a continuación.
Cuándo

Antes y después de preparar alimentos
1.- Antes de comer
2.- Después de ir al baño (más aún si es público)
3.- Después de cambiar pañales
4.- Después de tocar dinero
5.- Después de toser y estornudar
6.- Después de manipular la basura
7.- Después de trabajar o estudiar (sobre todo si se comparte material)
8.- Después de tocar, pasear o jugar con la mascota (por mucho aprecio que se le tenga)
9.- Cuando las manos estén sucias

FUENTE: www.ELMUNDO.es

Categorías
Noticias

«SOSTENIDO AUMENTO DE LOS CÁNCERES DE PIEL PRODUCTO DE LA EXPOSICIÓN A LOS RAYOS ULTRAVIOLETA

24 noviembre 2016

 

CONAC:
Un aumento sostenido han experimentado en los últimos 30 años los cánceres de piel derivados de la mayor exposición a los rayos ultravioleta que se filtran por la adelgazada capa de ozono.
La disminución de este protector natural ha hecho que la radiación solar llegue con mayor potencia a la superficie de la tierra y, por supuesto, a la piel de las personas.
Según indica el Doctor Héctor Fuenzalida, jefe de Dermatología de la Corporación Nacional del Cáncer, Conac, en los últimos años ha habido un aumento en las consultas de la gente, lo que también incide en la detección temprana de este tipo de cánceres. Finalmente, el aumento de las expectativas de vida también han llevado a detectar nuevos pacientes.
«Cuando hace medio siglo las expectativas de vida de la gente eran de 60 años, muchos cánceres de piel no alcanzaban a manifestarse. Hoy en día, en que las expectativas están cercanas a los 80, en esos 20 años de más que se está viviendo, se desarrollan cánceres de piel».
Medidas preventivas
Cabe recordar que hace unos años era común que se expusiera la gente al llamado «sol recreacional» con fines estéticos, incluso utilizando aceleradores para cumplir con esa finalidad.
«Estamos viviendo las consecuencias de los que tomaron sol en forma deliberada», indica el doctor Fuenzalida.
Agrega que las campañas educacionales que se han desarrollado en el país solo llevan unos 15 años, por lo que su impacto se verá a futuro. Actualmente, las autoridades de salud fomentan la protección en contra de los efectos perjudiciales de la radiación con leyes que propician el uso de protectores solares y una educación adecuada sobre el tema.
Adicionalmente, Conac, a partir de diciembre de 2015, cuenta con un equipo de dermatólogos, sala de procedimientos y cirugías para atender este tipo de cánceres. En convenio con la Facultad de Medicina de la Universidad de Santiago de Chile, se lleva a cabo la formación de especialistas dermatólogos, quienes atienden en la Conac y en el Hospital El Pino.
Con el fin de prevenir la aparición futura de cáncer de piel, el doctor Fuenzalida entrega unas sencillas y valiosas recomendaciones. En primer lugar, hacer caso a las normas de educación preventiva y entender que «no solo cuando hay sol hay radiación ultravioleta» y tener la precaución de limitar la exposición al sol solo cuando la intensidad no es tan grande, esto es antes de las 11 de la mañana y luego de las 4 de la tarde.
En segundo término, utilizar ropa con telas que protejan las zonas sensibles. Utilizar manga larga, cuello alto y pantalones largos y así evitar la exposición exagerada.
«El tercer elemento es protegerse con productos químicos, físicos o minerales para producir un rechazo de la radiación UV».
Para ello, se debe tratar de productos probados y testeados, que permanezcan en la piel y que sean resistentes al sudor, al roce y al agua, «con factores solares sobre 30, para que sean más efectivos».
Los filtros solares que están en los productos cosméticos protegen la piel de la irradiación UV y disminuyen sus efectos biológicos, especialmente el eritema, las alteraciones dérmicas y la carcinogénesis. También disminuyen la inmunosupresión que causa la irradiación UVB.
Resalta que un protector solar de factor 30 puede ser suficiente para una persona con una piel no tan clara, siempre que este se reponga permanentemente. Las personas con antecedentes familiares de cáncer de piel, o con una tez clara, deben utilizar un factor 50+, de mayor cobertura.
Finalmente, el doctor Fuenzalida señala que hoy en día todos los dermatólogos «están capacitados para poder analizar la piel y detectar precozmente un cáncer de piel». Un paciente que ha tomado deliberadamente sol por muchos años y observa manchas en la piel, es probable que desarrolle un cáncer. Asimismo, si tiene lunares, o es de piel clara y «frente a la modificación de un lunar existente observa un cambio de color, sangramiento, o un crecimiento exagerado, todo ello es condición para concurrir al dermatólogo».

FUENTE: www.CONAC.cl
ENLACE: AQUÍ

Categorías
Noticias

Entrevista en Revista HSEC Magazine. Prevención de Riesgos, Seguridad Industrial y Salud Ocupacional.

22 noviembre 2016

 

INDUSTRIAL SUPPLIER
Especialistas en el Cuidado de la Piel
PROTECCIÓN SOLAR PROFESIONAL

Esta empresa chilena tiene como objetivo comercializar productos de higiene y cuidado de la piel de alta calidad. En esta área, destaca su línea de protectores solares Raytan, productos que son fabricados en Chile y que cuentan con certificaciones nacionales e internacionales. Juan García Aguilar, Gerente General Industrial Supplier SpA, nos entrega más detalles:

¿Qué opinión tiene de la conciencia que existe respecto al tema de la protección solar?
Si tomamos como referencia la Ley 20.096, del año 2006, específicamente su artículo 19, donde se plantea una serie de exigencias que deben cumplir los empleadores donde se desempeñen trabajadores expuestos a rayos UVA y UVB, creo que cada vez hay más conciencia al respecto y que, en general, la normativa se cumple por parte de las empresas. Sin embargo, falta mayor cultura a nivel del usuario y aplicar la norma a nivel de escuelas, ya que el cáncer de piel ha tenido un crecimiento muy importante en los adolescentes.

Es decir, el rol que cumple la capacitación en este tema es importante…
Absolutamente. Es fundamental que la persona encargada en la empresa, no sólo entregue a los trabajadores el protector solar, sino que, en lo posible, oriente la necesidad de su aplicación. Se debe hacer una campaña fuerte a nivel de gobierno, empresas y entidades ligadas a la dermatología para alertar al usuario y se concientice del cuidado que debe tener frente al daño “acumulativo” de la radiación UV.

Por otro lado, es importante tomar en cuenta que la ley exige protección obligatoria para los trabajadores entre septiembre y marzo, y en los meses restantes debiera protegerse cuando el índice es mayor a 6. Pero me parece que la obligatoriedad debería plantearse todo el año, tal como lo señalan una serie de expertos en dermatología, ya que si bien la radiación es baja en invierno, el daño a la piel se sigue produciendo por la acumulación de los rayos UV.

¿Cuál es la oferta de productos que tienen para las empresas?
Nuestros protectores solares van desde el factor solar 30 hasta el factor solar 50+ en diferentes presentaciones, pensando en el tipo de usuario, como son: sachet de 5 ml; pomos de 50 ml, 120 ml y 200 ml; y frascos de 340 ml y 1Litro. Además, contamos con bálsamo labial de humectación profunda FPS 50+, con certificaciones en Chile y Estados Unidos. Todos nuestros productos son fabricados por Laboratorios Dukay y certificado por DNV Business Assurance, bajo norma ISO 22716: 2008.

¿Qué diferencia a Raytan de su competencia?
Cuando comenzamos, nuestra empresa llevó a cabo un estudio profundo respecto a lo que existía de este tipo de productos tanto en el retail como en la industria. El objetivo era generar beneficios concretos para la protección de la piel de los trabajadores. En ese sentido, nos dimos cuenta que la mayoría de los productos protegen contra los rayos UVB, pero son pocos los que otorgan protección frente a la radiación UVA, y cuya certificación la hacen muy pocos laboratorios a nivel internacional. Así, hemos logrado desarrollar un producto de fácil absorción y penetración, que no tiene efecto graso, que además es hipoalergénico, humectante, fotoestable y libre de perfumes y colorantes. La verdad es que no buscamos ofrecer un producto que tenga buen aroma y otorgue un lindo bronceado a la gente, sino más bien que actúe como un protector solar eficiente frente a los rayos UVA y UVB y que permita garantizar el cuidado de la piel de quien lo utilice.

FUENTE: Revista HSEC Magazine. (Prevención de Riesgos – Seguridad Industrial – Salud Ocupacional)

Categorías
Noticias

¿Qué medidas deben adoptar los empleadores para proteger eficazmente a los trabajadores cuando puedan estar expuestos a radiación ultravioleta?

02 noviembre 2016

 

La ley 20.096, que entró en vigencia el 23.03.06, Establece Mecanismos de Control Aplicables a Las Sustancias Agotadoras de la Capa de Ozono, prescribe en su artículo 19 que, sin perjuicio de las obligaciones establecidas en los artículos 184 del Código del Trabajo y 67 de la ley Nº 16.744, los empleadores deberán adoptar las medidas necesarias para proteger eficazmente a los trabajadores cuando puedan estar expuestos a radiación ultravioleta. Para estos efectos, los contratos de trabajo o reglamentos internos de las empresas, según el caso, deberán especificar el uso de los elementos protectores correspondientes, de conformidad con las disposiciones del Reglamento sobre Condiciones Sanitarias y Ambientales Básicas en los Lugares de Trabajo. De esta forma, por mandato del legislador, la responsabilidad de que el trabajador esté informado sobre los efectos de la radiación ultravioleta a que está expuesto el trabajador en la prestación de los servicios recae en el empleador, por lo que resulta obligatorio que en el contrato de trabajo o en el reglamento interno de orden, higiene y seguridad que tenga la empresa si tiene contratados a más de 10 dependientes, se señale específicamente el uso de los elementos protectores para tal fin y adoptar las medidas necesarias para proteger eficazmente a los trabajadores cuando estén expuesto a radiación ultravioleta.
Si los trabajadores prestan servicio al aire libre deben ser protegidos adecuadamente usando:
1.- Protector Solar:
– Factor 30 como mínimo, autorizado en el país.
– Se sugiere con formulación en gel.
– Aplicar a lo menos 2 veces durante la jornada laboral de 8 horas, antes y durante el trabajo al aire libre.
– Aplicar en zonas descubiertas del cuerpo, especialmente cara, cuello y extremidades.
– Aplicar durante todo el año inclusive en los días nublados.

2.- Sombrero de visera ancha tipo legionario, que proteja hasta el cuello. Si usa casco de seguridad debe tener, bajo este, un elemento de algodón para la protección del cuello.

3.- Anteojos de seguridad con filtro foto-protector, exceptuando a los trabajadores que usan protector facial.

4.- Ropa adecuada: El vestuario debe estar confeccionado con tejido de trama apretada (que no se vea a través de él), cubriendo brazos y piernas.

 

Fuente: Dirección del Trabajo – Gobierno de Chile

Categorías
Noticias

10 consejos para protegerse del sol

02 noviembre 2016

 

Ya sea en la ciudad, en la playa o durante una ruta de senderismo en la montaña, cuando se toma el sol la piel queda expuesta a una luz demasiado intensa. Es muy importante protegerse adecuadamente para evitar quemaduras y prevenir el cáncer de piel. Y es que, la luz actúa como una engería que puede dañar y alterar las células de la piel y, a largo plazo, esto puede provocar cáncer de piel.

Sin una protección adecuada, el resultado suele ser una quemadura que provoca desagradables síntomas, como ardor, sensación de calor y picor. La quemadura solar puede afectar a muchas áreas del cuerpo, e incluso, puede llegar a producir síntomas generales como fiebre, náuseas y problemas circulatorios. Sin embargo, las lesiones provocadas por el sol pueden evitarse de forma sencilla si la exposición al sol es segura y se siguen algunas recomendaciones básicas.

1. Evitar el sol al mediodía

Mientras se practican actividades al aire libre como montar en bici, leer o pasear por la playa, es bueno tomar el sol. Sobre todo, si estas actividades se realizan por la mañana o por la tarde evitando así la exposición al sol durante las horas centrales del día (de 12 del medio día a 3 de la tarde).

Los niños menores de dos años no deben exponerse directamente a la luz del sol ni a la intensidad de los rayos UVA durante el día. Como regla general, se recomienda permanecer en la sombra cuando la luz del sol es muy fuerte, pero incluso así, es necesario tener cuidado. Aunque en la sombra la radiación es más débil, sigue existiendo riesgo de sufrir una quemadura. Por lo tanto, incluso a la sombra, es muy importante protegerse adecuadamente.

2. Elegir el factor de protección solar adecuado

Usar crema solar es fundamental cuando uno se va a exponer al sol. Pero además, es importante elegir un factor de protección que sea adecuado y se adapte al tipo de piel y a la intensidad de los rayos UVA. Especialmente, durante los primeros días del verano deben utilizarse productos con un factor de protección solar alto (25, 30, 35 o 50). Sin embargo, las cremas solo protegen del sol durante un tiempo limitado y deben contener un filtro adicional contra los rayos UVA, que son los que provocan daños a largo plazo, tales como el envejecimiento prematuro de la piel o cáncer de piel.

3. Calcular el tiempo de la exposición al sol

Para averiguar durante cuánto tiempo protegerá la crema solar, se debe multiplicar el tiempo de protección natural de la piel por el factor del protector solar. Por ejemplo, un tipo de piel muy clara se puede proteger de forma natural durante unos 10 minutos, por lo tanto, con un protector solar de factor 15 la piel estaría protegida durante 150 minutos. Cada persona tiene una protección natural diferente dependiendo del tipo de piel, pero por lo general, el tiempo suele ser de entre 10 y 30 minutos.

4. Usar suficiente protector solar

Usar siempre grandes cantidades de protector solar. Como norma general, un adulto suele necesitar aproximadamente 35 gramos de crema solar para cubrirse totalmente el cuerpo, lo que corresponde aproximadamente a cuatro cucharadas grandes. Además, es importante echarse crema regularmente porque el protector solar se elimina con el sudor, con el roce de la tela (por ejemplo, el bañador o la toalla) o al bañarse.

5. Protegerse con antelación

Después de aplicar la loción, se debe esperar entre 20 y 30 minutos antes de tomar el sol. Esto es debido a que no todos los protectores actúan de inmediato y algunos tardan unos minutos en hacer efecto. Es importante asegurarse de echarse crema especialmente en las áreas más sensibles a la luz como el cuero cabelludo, la cara, las orejas, el cuello, la espalda, el pecho y el dorso del pie.

6. Protección solar desde el interior

Las personas especialmente sensibles al sol deben reforzar la protección de la crema con antioxidantes adicionales como la vitamina E, el licopeno, el betacaroteno o los polifenoles. Aunque la efectividad del protector solar ha sido probada científicamente, algunas sustancias como el beta caroteno, pueden reducir la sensibilidad de la piel y aumentar su resistencia al sol en ciertas circunstancias. Sin embargo, deben combinarse con el protector solar.

Para la alergia al sol se suele recomendar consumir una dosis preventiva de entre 1.000 y 2.000 miligramos de calcio al día durante cuatro semanas, aunque hasta el momento no se ha comprobado científicamente su efecto. Además, se demostró en estudios que el uso de ciertos probióticos, las bacterias como Lactobacillus johnsonii (La1) o cepas de e. coli, reducen el riesgo de la aparición de alergias al sol y aumentan la capacidad de regeneración de la piel. Los probióticos están incluidos en algunas dietas y en ciertos suplementos alimenticios.

7. Evitar el uso de cremas solares poco fiables

Este tipo de productos anuncian un 100% de protección contra los rayos ultravioleta dañinos para la piel, pero no es así, porque existe un cierto porcentaje de la radiación que siempre llega a la piel a pesar del uso del protector solar. Elige siempre protectores solares de confianza.

8. La ropa también protege

Como alternativa o complemento del protector solar adecuado, la ropa también puede proteger la piel: los pantalones largos y las camisas ofrecen una protección eficaz contra los componentes de la luz solar. Además, se debe usar un sombrero o una gorra. El factor de protección contra los rayos UVA varía dependiendo del color, el tipo de material, la densidad de las fibras y el grosor. Por ejemplo, una camiseta de algodón tiene un factor de protección de 5. Existe ropa especial que se usa como protección contra el sol. Este tipo de ropa lleva un logotipo amarillo indicando el factor de protección, por ejemplo, 40 UPF.

9. No olvidar las gafas de sol

Los ojos también necesitan una protección adecuada contra la radiación solar. Por lo tanto, es muy importante usar gafas de sol homologadas. Para reconocer qué gafas de sol son buenas, entre otras cosas hay que fijarse en que lleven la marca CE (Comité Europeo), que certifica que las gafas son apropiadas para proteger los ojos contra las quemaduras del sol y que el producto cumple con las directivas europeas aplicables. Además, deben especificar la categoría del filtro, la 1 es para un resplandor bajo pero una buena protección y la categoría 4 es para un brillo alto y una protección aún mayor. Para que las gafas de sol sean de calidad no tienen por qué ser caras.

10. Cuidados tras la exposición al sol

Si ya se ha producido la quemadura, se debe evitar cualquier tipo de contacto con la luz solarhasta que la quemadura haya sanado completamente. Además, se pueden tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Aplicar geles calmantes en las zonas afectadas varias veces al día.
  • Si el dolor es intenso se pueden tomar analgésicos como el ácido acetilsalicílico o el paracetamol.
  • Es recomendable beber líquidos en abundancia. Sobre todo, agua y zumos mezclados con agua mineral.
  • Aplicar cremas hidratantes especiales que ayuden a la cicatrización de las áreas afectadas de la piel.

Antes y despúes de la época de exposición al sol, que suele corresponder con los meses de verano, es recomendable visitar al dermatólogo para someterse a una revisión de la piel. De esta manera se detectan de forma precoz posibles lesiones precancerosas.

Categorías
Noticias

Cáncer a la piel y cómo evitarlo

02 noviembre 2016

 

  • Es el más frecuente de todos los Cánceres.
  • La Radiación Ultravioleta es responsable de más del 90% de los cánceres cutáneos.
  • Afecta más a personas de piel clara, fotoexpuestas.

¿CÓMO EVITARLO?

La detención Precoz permite el tratamiento exitoso.

RAYTAN PROTECTOR SOLAR FACTOR 50+ AYUDA A PREVENIR EL CÁNCER DE PIEL

 

RECORDAR

  • El daño de la piel por radiación UV es acumulativo.
  • El efecto nocivo de la radiación se mantiene luego de cada exposición no protegida del Sol.
  • Entre el 50% al 80% de este daño ocurre antes de los 18 años.
  • Las lesiones iniciales provocadas por el Cáncer de piel inicialmente son pequeñas y casi imperceptibles.